¿Cómo funciona la energía solar fotovoltaica?

Efecto fotoeléctrico

La energía solar fotovoltaica es una forma muy sencilla de producir electricidad, consiste en la trasformación de la energía lumínica emitida por el Sol y captada por las células semiconductoras de que se componen los módulos fotovoltaicos en energía eléctrica, gracias a un fenómeno físico denominado como «efecto fotoeléctrico».

Desarrollo

La fotovoltaica tiene un papel muy destacado en la producción de energía limpia y sostenible en este planeta y su desarrollo es imparable en todos los países.

Viabilidad

España, cuenta con un recurso solar inmenso, uno de los mayores de Europa. La energía solar fotovoltaica a diferencia de otras tecnologías renovables dispone en todos los territorios del recurso energético ilimitado que supone el Sol.

Adaptabilidad

La fotovoltaica es la energía que se adapta con mayor flexibilidad a las necesidades de consumo específicas de cada cliente.

¿Qué tipos de instalaciones solares existen?

Instalaciones con conexión a Red

AUTOCONSUMO

Son instalaciones fotovoltaicas diseñadas para reducir los costes energéticos de la factura eléctrica de un consumidor, o empresa, y que además, permite mantener ese coste productivo independiente de las fluctuaciones del mercado energético y sus futuras subidas, contando con el apoyo de la Red de Distribución para los momentos que en no cubran su demanda de energía con la generación fotovoltaica.

En función de que exista un excedente de energía producida y se vierta o no a la Red de Distribución, podemos tener 2 tipos de instalación:

Autoconsumo sin vertido a Red

En este tipo de instalaciones, no se vierte nada de la energía generada a la Red de Distribución, de modo que hay un elemento que analiza la energía generada por el campo FV y el inversor y la compara con la demanda de energía del consumidos, de manera que:

  • El inversor produce sólo la energía que demanda el consumo, evitando así la inyección de excedentes a la red eléctrica.
  • Para garantizar la “no inyección”, se asegura una corriente mínima desde la red hacia las cargas.
  • Si la producción fotovoltaica es insuficiente, la red aportará la energía necesaria para satisfacer las necesidades energéticas.

Autoconsumo con vertido a Red

Las instalaciones solares fotovoltaicas con vertido a red, no tienen una limitación en cuanto a que pueden generar más energía que la que demandan en cada instante, de modo que puede verter la energía a la Red de Distribución y venderla al precio de pool, de mercado.

Podría parecer una solución más interesante, pero los trámites para su legalización son mucho más complejos. Sin embargo, existen empresas especializadas que harán de tu instalación solar fotovoltaica un mero trámite. ¡Contacta con enchufing para pedir presupuesto!

Instalaciones sin conexión a Red

AISLADAS

Una instalación solar fotovoltaica aislada es un sistema de generación de corriente sin conexión a la red eléctrica que proporciona al propietario energía procedente de un recurso renovable como es el sol.

En general, requiere de baterías para el almacenamiento de la energía fotovoltaica poder utilizarla en los periodos del día sin sol.

Estas instalaciones fotovoltaicas aisladas están principalmente pensadas para lugares donde no existe conexión con la red eléctrica, especialmente en las zonas rurales remotas.

Una instalación FV aislada se debe dimensionar a la medida de las necesidades del cliente, haciendo especial hincapié en el consumo de energía que tenga, su estrategia de uso (horas, días, fin de semana,…) y en su localización. Pide información en enchufing.

Las principales aplicaciones de la fotovoltaica aislada son:

  • Electrificación rural: bombeo de agua, regadío….
  • Alumbrado y señales de advertencia, semáforos, etc.
  • Torres de telecomunicaciones, antenas aisladas y de acceso remoto

Pérgolas fotovoltaicas

Las pérgolas y marquesinas fotovoltaicas combinan la generación de energía con propiedades de protección contra la radiación solar dañina y las condiciones meteorológicas más adversas. La electricidad generada puede abastecer a edificios cercanos o ser inyectada a la red, con el consiguiente beneficio económico que ello implica. Es una solución de integración fotovoltaica muy versátil; puede integrarse en marquesinas de estaciones de carga para coches eléctricos, pasarelas, a la entrada de edificios, en parkings, etc.

Las pérgolas y marquesinas fotovoltaicas proporcionan sombra y protección de los agentes climáticos. Esto, sumado a su capacidad para generar energía y proteger de las radiaciones nocivas, hace que sean una solución ideal a la hora de realizar construcciones inteligentes.

Si a ello se suma la capacidad de abastecer a una estación de recarga de vehículo eléctrico nos encontramos con la perfecta combinación. Si estás buscando una empresa que pueda llevar a cabo toda esta infraestructura; ¡sin duda estas pensando en enchufing!